La presidenta de la UNPF, Gabriela Ávila Cabrera, adelantó que en esta nueva normalidad es necesario un mayor acercamiento con la Asociación Estatal de Padres de Familia que preside Miguel Ángel Herrera, a fin de coordinar esfuerzos para potencializar al sector que ambos representan y tener una mayor interacción con las mesas directivas que operan en las escuelas públicas.
Ávila Cabrera consideró que en la medida en que haya un mayor trabajo en equipo y unión se podrá apoyar mejor a las mamás y a los papás, aunque por el momento la Unión Nacional de Padres de Familia ha estado acercándose de modo directo a los planteles escolares públicos y privados para ofrecer alternativas de cursos para la preparación de este sector.
Hasta el momento todavía se observa que los papás continúan trabajando para recuperar la rutina perdida respecto a las clases escolares de sus hijos de modo presencial, lo cual se observa todavía dentro de las escuelas que deben acomodar cosas para que haya un orden natural en las actividades cotidianas.
Ante ello, la UNPF puede ofrecer acompañamiento a muchos papás y de esta manera buscar formalmente la relación con la AEPF para apoyarse y coordinarse en el momento en que sean autorizadas las vacunas contra el COVID-19 hacia la población infante de Aguascalientes.

¿QUÉ HACE LA UNPF?
· Ofrece cursos, talleres o diplomados a padres y madres para el cuidado y formación de los menores.
· Su mayor ámbito de acción es en educación básica, pero no descartan intervenir en los niveles de preparatoria y universitario.

La presidenta de la UNPF consideró que, en la medida en que las diferentes asociaciones trabajen juntas se podrá abarcar más y se llegará a más personas. “Habrá colaboración para una mejor organización y atención de los diversos sectores de la sociedad que requieren de nuestra participación”, puntualizó.