Aunque se ha mantenido estable la curva de contagios en Aguascalientes, el llamado a la población será permanente, para no bajar la guardia y que se sigan tomando las medidas preventivas indispensables, como es alejarse de la convivencia multitudinaria, cuidar el lavado de manos, la sana distancia y la alimentación adecuada, para que no se vuelva a desatar un aumento de personas positivas.
Así lo manifestó el director del ISSEA, Miguel Ángel Piza Jiménez, quien resaltó que con la aplicación de vacunas a una parte de la población y los contagios que se han tenido en más de un año de pandemia, todavía no se puede asegurar que haya personas inmunes al virus por generar anticuerpos propios, pues para hacer una estimación de ello, debería haberse contagiado ya el 60% de la población, y ese no es el caso.
Si bien hay variables sobre el rango de edad en donde más contagios se han presentado, es de llamar la atención que éstos se han dado sin distingo de edad, aunque los fallecimientos se han presentado principalmente en personas de entre 40 y 60 años.
Ello da ánimo para continuar con las mismas medidas, pero también con el llamado a la gente para que siga cuidándose, pues Aguascalientes es de los estados que se caracterizó por haber tenido alza considerable en contagios, y ahora se ha mantenido con bajos números, aunque siguen siendo preocupantes; la pandemia podría estar controlada, aunque se requiere de la colaboración permanente de la sociedad, pues “si ella participa en las medidas de prevención, la pandemia desaparecerá más rápido”.
Se debe tener cuidado porque el riesgo es latente, y si bien es probable que la mutación del virus sea de menos agresividad, al menos el que siga en Aguascalientes, no se debe descartar que pueda arribar otro más agresivo y pueda desencadenar otro ataque considerable, por ello la necesidad de mantenerse atentos y con los cuidados recomendados.