El Municipio de Aguascalientes contabiliza actualmente entre 150 y 180 bandas juveniles, que incurren en diversas faltas administrativas o de carácter penal, donde las colonias más reportadas por asuntos de inseguridad son: VNSA en sus 11 sectores, la Palomino Dena, Pericos, Cumbres 3, Paseos de San Antonio y Guadalupe Peralta.

El secretario de Seguridad Pública capitalino, Antonio Martínez Romo, aseveró que los recorridos de vigilancia a través de distintos operativos se han centrado en esas colonias más reportadas por la ciudadanía y que se localizan al sur y oriente de la ciudad de Aguascalientes.

Agregó que los principales reportes se relacionan con violencia familiar, consumo de bebidas alcohólicas, posible venta y distribución de narcóticos, el consumo de drogas en la vía publica, riñas, y las edades de las personas que ocasionan disturbios oscilan desde los 12 o 13 años de edad, que golpean puertas y ventanas con pelotas.

Entre los 18 y 25 años de edad incurren en disturbios en la vía pública y en el consumo de bebidas embriagantes y enervantes.

El comandante Antonio Martínez señaló que las bandas juveniles suman entre 150 y 180 en todo el municipio capital, donde existe una variedad entre ellas, pues no todas son agresivas, algunas practican deportes u otras que se dedican a delinquir como Los Monkikis, Los Pañales, Los Cacerolos y los de la Insurgentes.

Los enfrentamientos entre bandas ocurren principalmente en la delegación Insurgentes, en Lomas del Ajedrez, en donde hay disputas entre los integrantes de los distintos grupos tanto entre hombres como mujeres.

“En el caso de riñas, la participación de hombres y mujeres es mixta, en algunos tipos de robos como fardero domina la mujer, ya que su vestimenta le ayuda a ocultar los objetos sustraídos. En cuanto a drogas, tiene una mayor prevalencia el hombre”, comentó el titular de la corporación de Seguridad Pública Municipal.