Consumidores se repliegan

El sector comercio es el que más se ha visto afectado por la inflación y el bajo poder adquisitivo de las personas, de acuerdo con la más reciente Encuesta Mensual de Opinión Empresarial del INEGI, señaló Dafne Gissel Viramontes Ornelas, presidenta de la Comisión de Estudios de Género del Colegio de Economistas.
La especialista comentó que de acuerdo con el Indicador de Confianza Empresarial del INEGI al mes de julio, el sector Manufacturero se ubicó en 51.2 puntos con una caída de 0.5 puntos con respecto al mes previo y una baja de 0.7 puntos con respecto al año anterior.
Mientras que el sector Comercio se ubicó en 50.8 puntos con una disminución de 0.7 puntos con respecto al mes de junio y una caída de 4.1 puntos con respecto al año pasado. En cuanto a los Servicios no Financieros, se ubicaron en 48.3 puntos con una baja de 1.7 puntos con respecto al mes previo y una reducción de 2.6 puntos con respecto al 2021. En tanto que el sector de la Construcción se ubicó en 49.3 puntos con una caída de 0.4 puntos con respecto a junio, y una disminución de 1.2 puntos con relación al año pasado. “En resumen el sector Comercio es el que percibe las peores expectativas económicas para este año respecto al 2021”.
En tanto, la Encuesta Nacional de Confianza del Consumidor del INEGI y del Banco de México al mes de julio se ubicó en 41.3 puntos y tuvo una caída de 1.7 con respecto a junio y de 3 puntos con respecto al 2021, lo cual refleja el nivel de desconfianza de la gente para hacer compras en la actualidad.
Ante este panorama dijo que las expectativas económicas de los consumidores muestran una tendencia decreciente en el estado y en el país, derivado de la alta inflación que se tiene actualmente.