Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de 52 horas y 9 minutos, distribuidos a lo largo de cinco días de sesión, la mayoría en el Congreso consumó el golpe presupuestal para 2022.
Del gasto por 7 billones 88 mil millones de pesos para el año entrante, solo se maniobró en 8 mil millones, que fueron recortes al INE y al Poder Judicial para distribuir el recurso entre las Secretarías de Agricultura, Bienestar y Salud.
«No entendimos si fue por inexperiencia, inmadurez o simple fanatismo que no hubo el oficio político. Cuando venga el Presidente a pedirles cuentas sobre su reforma energética, recuérdenle que ésta ha muerto», advirtió el panista Jorge Triana, en la madrugada de ayer.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la aprobación del Presupuesto y consideró que los legisladores podrán dormir «con la conciencia tranquila».

¡Participa con tu opinión!