Con la construcción de seis nuevos juzgados y una inversión de 50 millones de pesos, durante el 2017 el Poder Judicial del Estado estará en condiciones de asumir la responsabilidad de la reforma en materia de justicia laboral, afirmó Juan Manuel Ponce Sánchez, presidente del Supremo Tribunal de Justicia en el Estado.

Dijo que la reforma efectuada hace unas semanas mediante la cual desaparecen las juntas locales de conciliación, los tribunales laborales y sus símiles en el ámbito federal, “va en marcha, ya salió del Congreso de la Unión y está yendo a los congresos de los estados para validar esta reforma constitucional que revolucionará el concepto de justicia laboral en el país”.

Luego de participar en la reunión nacional de titulares del poder judicial, en la que participó el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, fue analizada la situación de transición de la justicia laboral que experimentará el país una vez que los congresos de los estados avalen la reforma constitucional que trasladará esta responsabilidad a los poderes judiciales en los estados del país.

Entre otros aspectos, dijo que considera un año para consolidar la transición, es decir, durante todo 2017, los estados trabajarán en realizar las reformas pertinentes, en la construcción de infraestructura necesaria para que sean jueces los que impartan justicia laboral.

Para el caso de Aguascalientes, se prevé la necesidad de construir infraestructura nueva y especializada para dar cabida a lo que será un nuevo sistema de impartir justicia laboral.

Para ello se construirán seis nuevos juzgados laborales con un presupuesto gestionado de 50 millones de pesos.

“Estos juzgados nos permitirá atender las necesidades de justicia laboral para los próximos 10 años”, expresó el magistrado presidente, al estimar que será indispensable contar con el apoyo del Ejecutivo para lograr esta transición.

“Hemos platicado con el gobernador y se ha mostrado muy sensible e interesado en dotar al poder judicial de lo necesario para hacer correctamente nuestro trabajo”.

Por otro lado, indicó que en este 2017, el año de transición, coexistirán por un determinado periodo los dos sistemas de justicia laboral, el que viene impartiendo la junta local y el tribunal laboral, así como el nuevo sistema a cargo ya del Poder Judicial.

Será una etapa de cambios importantes en la materia y entre las ventajas que se pueden destacar es que ahora serán jueces especializados los responsables de impartir justicia en materia laboral.

Dijo que el Poder Judicial está listo, está preparado para llevar a cabo la transición, y que el próximo año será clave para alcanzar los objetivos en este importante tema, destacó Ponce Sánchez.

¡Participa con tu opinión!