Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores como he abordado estas últimas dos semanas, continuamos ante las circunstancias que se asoman a nivel nacional y local respecto al servicio de agua, pero hablar del agua en lo presente y desde hace 25 años que se concesionó el servicio, permítanme recordarles lo que ha venido sucediendo en Aguascalientes, por eso apelaré a la historia, no iré tan lejos, pero sí a mediados del siglo XIX, tal y como lo ha investigado y recopilado el investigador Jesús Gómez Serrano. Quien manifiesta que en Aguascalientes a lo largo de todo el siglo XIX, se presentó una tensión permanente y no resuelta entre la creciente demanda de agua de parte de los habitantes de la ciudad y la incapacidad del cabildo para atender esos requerimientos, derivada de su falta de recursos, su relación de sujeción con el gobierno del estado y los términos en los que se consumó la desamortización de los baños de los Arquitos, el acueducto que llevaba el agua a la ciudad y el agua del manantial.
La manera de abastecimiento en la ciudad era a través de fuentes públicas: a) el manantial; y b) Baños de los Arquitos (1821). El cabildo se reservaba “una naranja de agua” (64.8 1/m, 93.3 m3/día). Las fuentes públicas existentes en 1861; a) Plaza Principal, b) calle de La Merced y c) Jardín de San Marcos, abastecidas por: (Ojocaliente), y a (plazuela de Triana y b) calle del Obrador por el (Cedazo). Dichas fuentes se multiplicaron durante el periodo 1861.1891) Según el levantamiento de Isidro Epstein.
En 1891, se tenían la siguientes fuentes según lo refiere el informe del presidente municipal Felipe Ruiz de Chávez.: públicas: con abasto de Ojocaliente: 5 en la Plaza Principal, 4 en Jardín de San Diego; 1 Mercado Terán, 1 Jardín de Zaragoza, 1 Jardín de San Juan de Dios; 1 Jardín de Guadalupe; 1 Jardín de La Merced; 5 Jardín de San Marcos; abastecidos por El Cedazo: Plaza del Encino 1; calle del Obrador 1; y Hotel de los Chávez 1; y fuentes privadas abastecidas por el Ojocaliente: 3 Hospital Civil 1; Cárcel de hombres 1; Teatro Morelos 1; y abastecida por El Cedazo: “mercedada a particular1. En total 26 fuentes. La próxima semana continuaremos y verán que los problemas de hoy, han sido los mismos, un común denominador que lo veremos en las conclusiones a este segmento, la temática sobre la prestación del servicio se llevará varias semanas amable lector.
Ahora vamos con la panorámica nacional en específico sobre la iniciativa de reforma a la Ley de Aguas Nacionales, continuando con los aspectos constitucionales que abordé en la entrega anterior al enumerar los artículos 4, 27 párrafo V, 28, 115 fracción III y 133, con los aspectos que en conjunto demuestran que no hay privatización, ni puede haberla, resulta innecesaria la reforma que pretende la fracción parlamentaria de un partido político. Debo advertir que con esto no quiero mantener una posición estática de que no se debe hacer nada, al contrario, urge no una reforma sino una visión realmente enfocada a la sustentabilidad y no a las ideologías políticas, los rezagos han obedecido a los momentos en que las ideologías se imponen a la razón, no importa del color del partido o espectro al que pertenezcan, la ciencia, la razón, la tecnología, las técnicas de una gestión gubernamental no pueden ser acotadas por las ideologías o creencias, recurrir a ello es volver a lo más primitivo del pensamiento humano, que como señalé provoca graves errores, la pasión no puede estar sobre la razón, y no puede simularse, lamentablemente y parece que se está ante ese fenómeno recurrente en la historia de la humanidad.
Retomar el tema del agua y aspectos constitucionales, señalé, que es necesaria una nueva ley con otra visión, y ésta precisamente no demanda el control total del estado, el agua es un bien nacional, no un bien estatal, ni un bien federal, la nación involucra a todos los habitantes de este país, revisen por favor lectores este tema del origen del concepto nación, si ya lo hicieron constatan que ese ha sido uno de los errores que se han cometido al momento de hacer la gestión del agua por parte de la administración gubernamental del ámbito federal, se asumen como una propiedad federal cuando el papel de la autoridad es regular, este tema sí lo he abordado desde colaboraciones anteriores a lo largo de 8 años.
Además del papel o vacíos al no contarse con una ley reglamentaria del artículo 115, por favor amable lector vuelva a lo que acaba de leer, ley reglamentaria del fracción III del artículo 115, que sería la que debe de regular esa función que es la prestación del servicio de agua potable, alcantarillado, saneamiento y disposición de aguas residuales, es función, ojo, no propiedad, las aguas son nacionales, sin embargo, la competencia de la prestación del servicio y lo que corresponda a este es municipal, la realidad mexicana y la fragilidad de los municipios, ha impedido que se brinde un buen servicio y el desperdicio de agua y contaminación ha generado daños que asoman en lo irreversible, digo asoman porque de no realizarse las acciones correspondientes en poco tiempo eso de irreversible será una realidad. Recuerden la fragilidad de las instituciones que he mencionado en la gestión integral del agua, está presente a nivel federal, estatal y municipal, por eso la iniciativa de la reforma es impráctica como muchas de las palabras de una campaña que son populares y muy simples o digeribles al sector general de la población pero que no han tenido ni tendrán eficacia. Volviendo al 115 esto implica que la Ley de Aguas Nacionales es reglamentaria del 27 constitucional no del 115, ¿Entonces? Cuándo se va a atender esta laguna existente?, ¿seguiremos simulando?, Conagua no ha tenido las facultades pues lo rige el 27 no el 115, pero debido a esas lagunas ha cubierto ese vació que no hacerlo el caos sería mayor, ahora sí, ¿hasta cuándo se tomará como dice el dicho:“el toro por los cuernos”, Volveré la próxima semana, con los temas nacional y el de Aguascalientes respecto a su servicio de agua, no sin antes recordarles que es necesario actuar para que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com

¡Participa con tu opinión!