Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras continúe la pandemia se requiere la aplicación de una cuarta dosis de la vacuna contra Covid-19, aseguró el epidemiólogo de la UNAM, Gustavo Oláiz, coordinador del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la UNAM.
«Ya es claro que la protección va disminuyendo conforme pasan los meses, aparentemente en alrededor de seis a 10 meses perdemos la protección», indicó el experto.
Por lo que la estrategia gubernamental de aplicar cuartas dosis con biológicos que están por caducar este mes parece ser lo correcto y especialmente en población vulnerable, dijo.
REFORMA publicó que unas 400 mil vacunas contra Covid-19 están por caducar este mes, por lo que el Gobierno federal aceleró la aplicación del biológico en los estados e incluso algunas entidades comenzarán a aplicar un segundo refuerzo o cuarta dosis.
Algunos estados como Querétaro, CDMX y Coahuila ya confirmaron que comenzarán a aplicar el segundo refuerzo, siempre y cuando hayan pasado 4 meses de su última dosis y se trate de adultos mayores con comorbilidades.
Países como Estados Unidos ya permiten la aplicación de una cuarta dosis en poblaciones de alto riesgo de contagio.
Se trata de personas mayores de 50 años de edad y también pacientes inmunosuprimidos, a partir de los 12 años de edad.
De acuerdo con Olaíz, para aplicar la cuarta dosis no necesariamente se requiere autorización de Cofepris y según la evidencia internacional se sabe que sirve para mitigar los efectos graves.
«El momento de iniciar el siguiente periodo de vacunación dependerá de la vigilancia del Covid-19, en los grupos o lugares donde empiece a aumentar la prevalencia. La información internacional es un buen indicador de cuándo se debe considerar la siguiente vacuna.
«En lugares donde se hace vigilancia incluyendo pruebas a contactos y sospechosos se puede conocer mejor cuando la inmunidad ha bajado y empiezan a presentarse nuevamente casos. Este es el mejor indicador», indicó.
Destacó que la vacuna no resuelve una pandemia como ésta, pero sí mitiga los peores efectos».
Dijo que el País necesita mantener una cantidad de vacunas para cuando tengamos los siguientes brotes o las siguientes variantes.
«No es posible quedarse sin vacunas y sólo adquirirlas cuando se necesiten. Hay que prever que se van a necesitar y tener disponibilidad de otra forma la vacunación se haría tardíamente».

¡Participa con tu opinión!