Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El tope máximo al precio del gas LP no ha cumplido con su objetivo, por lo que no resultaría viable que se mantenga el próximo año, manifestaron especialistas.
Arturo Carranza, experto en temas de energía, explicó que si bien el objetivo de la medida era frenar el alza del precio del energético que empezó a registrarse en el primer semestre, éstos siguieron creciendo.
«A todas luces el control de precios del gas LP no ha resultado suficiente, se han vendido incrementando y esto tiene que ver con el hecho de que hay un fenómeno global y México no es la excepción.
«Si bien se ha reducido el ritmo del incremento, la tendencia al alza se ha mantenido; aunque el Gobierno establezca estas medidas, si no se contempla el fenómeno en su totalidad, el alza persistirá y afectará a los consumidores», expuso Carranza.
La CRE publicó un acuerdo de emergencia en julio, por orden del Presidente Andrés Manuel López Obrador, para que por seis meses se estableciera un tope máximo al precio del gas LP, por estado y municipio.
La medida fue criticada por distribuidores de gas LP y por comisionistas que se encargan de repartir el combustible al consumidor final.
Acusaron que el margen de ganancia se redujo en tal medida que se volvió insostenible para cubrir gastos de operación y salarios.
El acuerdo concluye en enero del próximo año.
No obstante, el Presidente calificó el programa como un éxito y expuso que hay posibilidad de que continúe durante 2022.
«Este control no siguió necesariamente la tendencia de los precios internacionales, principalmente lo que se vio afectado fue el margen de ganancia, el cual se vio severamente recortado.
«Durante las primeras semanas de agosto se vio un menor precio respecto a la referencia de Mont Belvieu, que es la referencia internacional, pero después hubo semanas en las que el precio internacional bajó y no se vio en los que controla el Gobierno», expuso Susana Cazorla, consultora en SICEnergy.
Cazorla recordó que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió su estudio, de manera preliminar, sobre las zonas en las que se considera que no hay condiciones de competencia.
«La ley establece que hasta que la Cofece determinara eso, la CRE podría salir con una metodología clara y transparente a regular los precios pero respetando los precios internacionales y los mercados que no tienen condiciones de competencia.
«Lo que debería ocurrir es que se detuviera la aplicación de estos precios discrecionales que no se entiende cómo funcionan y que están afectando a los estados más pobres como Chiapas o Oaxaca», apuntó.

¡Participa con tu opinión!