Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La región de América Latina y el Caribe es de las más golpeadas por la pandemia de Covid-19, pues en el bajo porcentaje de población mundial concentra un alto nivel de contagios y mortalidad, destacó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Nuestra región ha sido posiblemente una de las regiones en desarrollo más golpeadas porque, con el 8.4 por ciento de la población mundial, contabiliza 21 por ciento de los contagios y 33 por ciento de la mortalidad”, dijo Bárcena en su participación en la reunión extraordinaria del Comité de Cooperación Sur-Sur: oportunidades para renovar la cooperación internacional para el desarrollo de América Latina y el Caribe.

Asimismo, en términos socioeconómicos, la región también ha sido dañada porque en el 2020 su Producto Interno Bruto (PIB) cayó 6.8 por ciento.

“Y si bien es cierto que en 2021 nos vamos a recuperar en un 5.2 por ciento y en 2022 posiblemente 2.9 por ciento, este crecimiento no será suficiente para recuperar el nivel del Producto (PIB) del 2019 en la mayoría de los países, ni el empleo y, mucho menos, en el caso de las mujeres”, señaló Bárcena.

La tasa de participación femenina disminuyó de 51 por ciento en 2019 a 46 por ciento en 2020, lo que la ubica en niveles similares a 2002, así que las mujeres son las que más han tenido que enfrentar esta crisis.

También esta situación ha impactado a las y los adolescentes, así como a las niñas y niños porque más de 167 millones de estudiantes de la región perdieron un año de escolaridad presencial y con gran impacto en su aprendizaje.

De hecho, en la región existe el riesgo de que 3.1 millones de jóvenes o niñas y niños abandonen la escuela.

De igual forma, en materia de seguridad alimentaria, la región ha perdido 25 años de avance, pues 41 por ciento de las mujeres están en inseguridad alimentaria moderada o grave y 9 por ciento en situación de hambre.

La otra asimetría que afecta fuerte a la región es el acceso a las vacunas: mientras que Estados Unidos y Canadá poseen ya casi el 50 por ciento de su población con esquema de vacunación completo y la Unión Europea está en niveles similares, América del Sur alcanza a penas 17.2 por ciento de la población y Centroamérica 7.4 por ciento y el Caribe 10 por ciento.

Bárcena reconoció a México, Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, Colombia, Ecuador, Panamá, República Dominicana, Venezuela y Perú por haber desplegado capacidades y colaboración para atender la urgencia de Haití después del sismo que dejó a más de 2 mil ciudadanos fallecidos.