Al informar que por semana se sacrifican entre ocho y diez perros y gatos, el secretario de Servicios Públicos del Municipio de Aguascalientes, Rodolfo Moreno Téllez, señaló que se trabaja en una iniciativa de ley para que el Centro de Control, Atención y Bienestar Animal pueda entregar en adopción a los animales en estado de abandono en la vía pública.
Indicó que esa adopción tendría requisitos previos como que la mascota cuente con sus vacunas, su esterilización, e incluso adiestramiento canino, así como que el adoptante se comprometería a diversas situaciones como el tiempo, el espacio físico para su estancia y el recurso económico para costear alimentación y salud.
Luego, mencionó que a sugerencia de asociaciones protectoras de animales, el Centro de Control, Atención y Bienestar Animal fotografía a cada mascota sea gato o perro que llega a sus instalaciones, y esta imagen es subida a la página digital municipal en el apartado del padrón de mascotas para que la gente las pueda identificar.
“La intención es que todas las personas que extravían una mascota o se le sale de su domicilio, tengan la oportunidad de recuperarla. Esta estrategia lleva dos meses de aplicación en el Municipio de Aguascalientes”, apuntó el funcionario capitalino.
Lamentablemente la mayoría de los animales que llegan a este Centro son abandonados, y un número menor responde a aquellos que se salieron de los domicilios de sus propietarios. Se calcula que el comportamiento es 60-40%, informó Rodolfo Moreno Téllez.
Sobre la adopción de estas mascotas, el secretario de Servicios Públicos dijo que se trabaja con un grupo de regidores del Ayuntamiento de Aguascalientes, y se buscará que vaya condicionada a contar con espacio y tiempo para ofrecerle una oportunidad de vida sana, e incluso entrenada por parte del Municipio en coordinación con varios instructores de adiestramiento canino y se les entregará un certificado formal.