Un ambiente desolador es el que se sintió al empezar la tarde de ayer en Aguascalientes, tras la presunción de que la avioneta en que viajaba el ex alcalde de esta capital y notario público número 55, Adrián Ventura Dávila, se habría desplomado rumbo a Puerto Vallarta, Jalisco; tuvieron que pasar poco más de 4 horas para confirmar su deceso, lo que provocó conmoción.

La información corrió de inmediato ante la incredulidad de quienes le conocían; se difundía que la búsqueda de la avioneta se llevaba a cabo por parte de Protección Civil de Jalisco, luego que su esposa que lo esperaba donde sería su destino, reportara que al haber salido del aeropuerto de Aguascalientes a las 10:15, tendría que haber llegado a la plataforma de Puerto Vallarta a las 11:40 aproximadamente, sin embargo no fue así.

Fue alrededor de las 5:30 de la tarde cuando se confirmaba el deceso de Adrián Ventura Dávila y quienes le acompañaban en la aeronave, sus suegros Laura López, Manuel Ávila Salceda, su cuñada Laura López Ávila y el capitán piloto Marco Polo Esteban.

Después de la intensa búsqueda de la avioneta color blanco, modelo Cessna 206, con matrícula XB-LBW, propiedad de Aerologic, ésta fue localizada en un lugar conocido como el Camino de Las Huacas en el municipio de Sebastián del Oeste, Jalisco, próximo a Puerto Vallarta, donde se presume, se desplomó la aeronave.

La versión oficial indica que el vuelo salió de Aguascalientes rumbo a Puerto Vallarta y el último contacto que tuvo durante el vuelo, fue con la torre de control de Guadalajara cuando ya habrían pasado por esa ciudad, más adelante se perdió la señal.

Adrián Ventura Dávila

Nació en esta ciudad el 31 de octubre de 1964, su educación básica la cursó en escuelas públicas y en una privada el bachillerato; egresó de la carrera de Derecho de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Con amplia trayectoria en el sector público pues se desempeñó como asesor jurídico en las administraciones municipales de Armando Romero Rosales y María Alicia de la Rosa López, siendo esto de 1990 a 1992; fue coordinador de Asuntos de Cabildo durante la gestión municipal de Fernando Gómez Esparza de 1993 a 1995.

De 1997 a 1998 fungió como director general de la Fundación para la Excelencia Educativa del IEA, posteriormente secretario del Ayuntamiento y director general de Gobierno del Municipio de Aguascalientes, siendo alcalde Gabriel Arellano Espinosa, de quien fue suplente para terminar la administración como presidente municipal en donde permaneció durante todo el 2010.

En el sector privado se desempeñó como director general del Consorcio Jardines Eternos en 1996, fue socio fundador de Profuturo Aguascalientes en 1999, también fue fundador y presidente del Consejo de Administración de Jardines de Oriente en el 2000, así como director general del Panteón San Francisco.

En los últimos años se mantuvo al frente de la Notaría Pública número 55 como titular, además de haber mostrado su aspiración de seguir avanzando en el ámbito de la política partidista y gubernamental, ya que tenía planeado buscar ser candidato a presidente municipal.