La conmemoración este 28 de junio del Día del Orgullo LGBT+ en Aguascalientes, y en todo el mundo, debe ser una oportunidad para evaluar los logros, identificar los retos pendientes y renovar el compromiso con la lucha por la igualdad y la justicia para avanzar hacia una sociedad más inclusiva y respetuosa de la diversidad, afirmó Manuel Gutiérrez Flores, vicecoordinador del Colectivo SerGay de Aguascalientes.

El activista señaló que, a pesar de algunos progresos como la creación de espacios seguros y temáticos para la comunidad LGBT+ en Aguascalientes, persisten rezagos significativos en la legislación, luego de que desde 2009, el Código Civil del Estado sigue sin reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya declaró inconstitucional esta prohibición hace cinco años.

Asimismo, destacó las cuotas afirmativas para la inclusión de personas LGBT+ en cargos de elección popular. Sin embargo, criticó que algunas personas han utilizado estas cuotas de manera oportunista, sin realmente pertenecer a la comunidad o sin capacidad para promover una agenda de derechos humanos.

Igualmente criticó la representatividad superficial y caricaturizada de algunos legisladores que, aunque pertenecen a la comunidad LGBT+, no han contribuido de manera sustancial a la promoción de sus derechos.

También expresó su descontento con la trivialización de las marchas del orgullo, ahora rebautizadas como «pride» por algunos grupos, dejando de lado el profundo significado de reivindicación política que históricamente ha caracterizado a estas manifestaciones. Finalmente, instó a la comunidad a aprovechar el Día del Orgullo LGBT+ no solo para celebrar, sino para reflexionar sobre la dirección que está tomando la lucha por sus derechos fundamentales.