Ante la posibilidad de que la fracción parlamentaria del PAN vuelva a presentar la iniciativa de ley que defiende la vida desde la concepción en el mes de diciembre, el diputado Jorge Saucedo Gaytán aseguró que al menos no contarán con su voto, y sugirió que si no hay certeza de lograr los 18 votos para pasarla, no sea retomada.

Esto porque no es justo que el Congreso del Estado se vuelva a convertir en zona de alharaca y sea otra vez tomada por grupos religiosos y los que están a favor del aborto asistido, como ya ocurrió este año.

Hasta donde se tiene conocimiento, dijo, la fracción parlamentaria del PAN tiene la intención de volver a presentar la iniciativa en cuestión en el mes de diciembre con la idea de aprobarla antes de terminar el año, “pero no se debe permitir que haya grupos conservadores o liberales presionando para que sea aprobada o rechazada”.

El Congreso del Estado, recalcó el diputado local, no debe ser rehén algún grupo religioso o ciudadano que tenga intereses particulares, antes bien, es tiempo de escuchar voces de todos los grupos, se debe incluir en el análisis a los académicos, organizaciones civiles varias y no sólo los que están a favor o en contra abiertamente.

Por su parte, indicó que en lo personal él está en contra de tener una ley que defienda la vida desde la concepción; “creo que se debe estar a favor de los derechos humanos de las mujeres, sin embargo, mis compañeros de Acción Nacional tienen la intención de subir la iniciativa, pero no tienen los 18 votos todavía, siguen buscando consensos, pero si la suben otra vez, estaré en contra de dicha iniciativa”.

De no escuchar todas las voces, no sólo los conservadores religiosos y liberales insistió, se daría la impresión del apoyo a algún grupo religioso que sí ha estado presionando para que salga esa ley, pero “no debemos permitir que el Congreso sea rehén de grupos políticos o religiosos”.

“Y es que se debe prevenir que al final del año, si es que la iniciativa es retomada, las instalaciones del Poder Legislativo local se vuelvan a convertir en escenario de gritos y manifestaciones como ocurrió en meses pasados, por eso es conveniente que primero se logre el consenso y si se garantiza la aprobación o rechazo sea presentada, de lo contrario, mejor ni retomarla”.