Ante el abuso en que han incurrido algunas empresas que rentan o venden tanques o generadores de oxígeno, ante la alta demanda de este insumo vital para quienes requieren del apoyo respiratorio, el diputado Heder Guzmán Espejel solicitó la intervención urgente de la Profeco para que haga una revisión de precios y se detengan los atropellos de este tipo.

Al solicitar su participación en la sesión celebrada por la Comisión Permanente, misma que le fue autorizada al no ser parte de ésta, refirió que con más de 16 mil 600 casos confirmados de contagio, más de 1,900 fallecimientos por la enfermedad de COVID-19, y debido a que no se ha detenido la incidencia de positivos al virus, la demanda de medicamentos y material médico para atender los padecimientos ha subido de manera exponencial, y no ha habido autoridad que regule los precios que siguen en aumento.

Su pronunciamiento fue considerado de carácter urgente y obvia resolución, con la finalidad de que se emita un exhorto a la Profeco para que a través de su delegación, fortalezca los mecanismos y estrategias para que den seguimiento a la regulación, vigilancia y verificación permanente de las empresas distribuidoras y establecimientos que comercialicen, vendan, renten y llenen tanques de oxígeno, así como de concentradores, para que se eviten los abusos en su precio.

Además, convocó a que la Fiscalía General del Estado remita las denuncias de la ciudadanía por abuso en el precio o contra aquellos que vendan oxígeno industrial como medicinal.

Insistió en la petición hecha por la diputada Karina Banda la semana pasada, y urgió que las autoridades de salud del estado, dispongan de centros de llenado de oxígeno gratuito para las personas que así lo requieran.

Que haya bono económico

Por su parte, la diputada Karina Banda Iglesias presentó un Punto de Acuerdo mediante el cual se exhorte al Ejecutivo Estatal, para que gestione la entrega del bono económico al personal del Hospital Hidalgo, que atiende a pacientes con COVID-19.

Banda Iglesias subrayó que esta petición contempla que se le brinde este beneficio a todo el personal del nosocomio que interviene de manera directa o indirecta, como camilleros, encargados de limpieza, cocineras, cocineros, trabajadores de laboratorio.

De la misma forma, señaló que ante la prolongación de la pandemia, este personal ha redoblado esfuerzos, sacrificando aspectos personales y familiares por dar una atención sin condiciones a estos pacientes, de ahí la necesidad de otorgarles un incentivo.