Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-El Gobierno cubano atribuyó a las sanciones económicas impuestas desde 1962 por Estados Unidos, el origen de los problemas económicos de la Isla.
Luego de las movilizaciones de cubanos contra el gobierno, el Presidente Miguel Díaz-Canel envió un mensaje por TV y acusó una campaña de desestabilización de EU a través de las redes sociales, y el Canciller Bruno Rodríguez afirmó que mercenarios financiados por EU fomentaron los disturbios.
El Presidente Joe Biden, por su parte, endureció su posicionamiento sobre las manifestaciones al pedir al régimen que escuche las demandas ciudadanas. “El pueblo cubano está reivindicando con valentía derechos fundamentales y universales. Esos derechos, incluido el de la protesta pacífica y la libre determinación de su propio futuro, deben ser respetados”, exhortó en un comunicado.
En respuesta, Díaz-Canel lo acusó de actuar con hipocresía.
“¿No es muy hipócrita y cínico que me bloquees (…) y quieras presentarte como el gran salvador?. Levanten el bloqueo (…) y luego veremos de qué es capaz este pueblo, que ha logrado una inmensa labor social a pesar de lo que es prácticamente una economía de guerra”.