Beatriz Patricia Chavez Cruz 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: La investigación de las supuestas presiones a jueces para que dictaran resoluciones favorables a la 4T durante la gestión de Arturo Zaldívar al frente de la Corte, comenzaron a documentarse.

El magistrado Alberto Roldán, uno de los primeros en testificar sobre las acusaciones, aportó una serie de grabaciones que obtuvo al filtrar una grabadora a los encuentros con Carlos Antonio Alpízar Salazar, entonces Secretario General del Consejo de la Judicatura, que presidía Zaldívar.

Los audios con la supuesta voz de Alpízar fueron difundidos anoche por Televisa y en ellos se da cuenta de las presiones que el hoy funcionario de la Secretaría de Gobernación ejerció contra Roldán en 2020, cuando estaba al frente del Juzgado Quinto de Distrito en materia de amparo.

En septiembre de ese año, el juzgador recibió el caso de Frida Martínez Zamora, ex Secretaria General de la Policía Federal quien, junto con 18 funcionarios, era acusada de un presunto fraude por cerca de 2 mil 500 millones de pesos.

El supuesto interés de Alpízar -y del presidente de la Corte-era conseguir el amparo para Zamora.

En por lo menos uno de los audios, se advierte que la resolución en favor de Frida tendría repercusiones de carácter político. «Dependen las reformas de eso», le aseguraban.

Además de Alpízar, en las reuniones presuntamente participaba también el magistrado Constancio Carrasco, entonces titular de la Unidad para la Consolidación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Tras reunirse por última vez con Alpízar, en marzo de 2021, Alberto Roldán fue transferido del Estado de México a Morelia y su sucesor en el cargo sí negó la orden de aprehensión contra Zamora, que es lo que pedía Alpízar, presuntamente por orden de Arturo Zaldívar.

A continuación la transcripción de los audios aportados por Roldán, quien comentó que filtró la grabadora porque sabía que al piso 14 de la sede de la Judicatura, se entraba solo sin celulares.

«Hemos debatido esto con el presidente (Zaldívar). Trae muy claro el tema, lo conoce muy bien; inclusive él dijo: ‘Oye, pudiera ser por acá’, o sea, honestamente, como lo está diciendo Constancio y coincide con el presidente. Entonces, no es bajar una línea, por supuesto que no, jamás lo haríamos …Te lo pido yo encarecidamente. Es un tema trascendental para la institución», dice la voz atribuida a Alpízar.

En un segundo audio le dice el magistrado que se procuró que el asunto cayera en sus manos.

«Con todo el cariño, ayudarte y cuidarte, pero que nos ayudes a ver cómo le podemos hacer. Entiendo que Constancio ya más o menos te dio la línea de cómo poder hacerle».
«Dependen las reformas de eso. A ese grado te lo digo, dependen de verdad muchos temas: los fondos, o sea, te lo digo de amigos y es un tema que dices tú: ¿qué tiene que ver? Más de lo que nos podemos imaginar, o sea, es un interés institucional; entonces, sí, ayúdanos».

Amenazas
«Y, ojalá, como se lo dije al presidente y como ya te lo dijo Constancio, no haya una sorpresa negativa; al contrario, yo creo que hay una gran disposición como amigo de sumarse en este proyecto institucional. Te lo reitero porque sí me lo dijo: ‘Dile muy claramente, conozco muy bien a su padre, el señor Alejandro, que ya está a punto o ya está jubilado, ¿verdad?, yo lo conozco muy bien, he tenido algunas ahí comunicaciones de él, de tu hermana que también está allá en Morelos, conozco perfectamente bien cómo son, son una gran familia, que queremos ayudarla para que salga adelante».

«Porque sería muy lamentable que traigamos una idea y que viniera otra y que el presidente dijera: ‘Uta, me hubieran dicho para ver políticamente qué puedo hacer'».

Beneficiada
Frida Martínez Zamora, actualmente prófuga de la justicia, es conocida su cercanía política con el ex Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, desde que fue Gobernador de Hidalgo.

En el Cisen la designó titular de la Unidad de Administración, Finanzas y Desarrollo Humano y luego, como Secretaria General de la desaparecida Policía Federal, ella firmó un contrato con la empresa gubernamental israelí Rafael Advanced Defense Systems (RADS), para la compra de una plataforma de inteligencia.

Fue acusada por la presunta comisión de un fraude de alrededor de 2 mil 500 millones de pesos por sobreprecio de la plataforma y en octubre de 2020, la Interpol emitió una Ficha Roja para su detención.