Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó una multa de 84 millones de pesos al PRI por permitir que se vendiera por internet la copia del padrón electoral, con los datos de 80.5 millones de mexicanos.
En 2018 se detectó que en Mercado Libre se vendía en 2 mil pesos la “Base de datos del INE”, por medio de una persona de nombre Mario Silva Rodríguez.
Tras una investigación, el INE resolvió que ese documento era el archivo de la Lista Nominal Electoral para Revisión (LNER) entregada al PRI el 12 de febrero de 2015, la cual contenía nombre, apellido, clave de elector, domicilio, entidad federativa, distrito y sección de 80 millones de personas.
Por obligación de transparencia, los partidos tienen derecho a revisar el padrón electoral; sin embargo, en aquel momento se les entregaba en un disco compacto, y el entonces representante del tricolor en la Comisión Nacional de Vigilancia del Instituto, Rafael Ortiz Ruiz, estaba obligado a devolverlo, pero no lo hizo, alegando extravío.
Debido a no era la primera vez que los partidos hacían mal uso del padrón, la autoridad dejó de entregarlo, y ahora pueden verlo, pero en las oficinas del Registro Federal de Electores.
“Ese partido no cumplió con su deber de salvaguardar y preservar la inviolabilidad de la información de la Lista Nominal, esto derivó en un uso indebido del padrón. Es un hecho delicado porque esta autoridad es muy celosa del resguardo de los datos del padrón”, señaló el consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Quejas.
A Mario Silva Rodríguez se le aplicará una sanción económica de 40 mil 300 pesos, pero se le dará vista a la Fepade por ser un delito electoral.
En la sesión también se impuso una sanción de 120 mil pesos a la entonces candidata independiente a la alcaldía de Jonacatepec, Morelos, Mahelet Enríquez Sánchez, por reproducir uno de los cuadernillos de la Lista Nominal en 2018, los cuales son usados por los funcionarios de casilla.

También a BBVA
El INE multó con 377 mil 450 pesos a BBVA Bancomer por obstruir una investigación sobre una empresa fantasma que operó a favor del ex Gobernador Javier Duarte.
El órgano electoral determinó que su omisión, al no entregar la información solicitada, provocó que la sanción contra el PRI-PVEM tardara en resolverse cuatro años.