Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Al final de cuentas, el grito homofóbico en las tribunas sí terminó por afectar al Tri en la cancha.
Y es que la Selección Mexicana de Futbol no se salvó del castigo de la FIFA, por lo que deberá de jugar a puerta cerrada el primer compromiso de la Tercera Ronda de las Eliminatorias Rumbo a Qatar del próximo 2 de septiembre ante Jamaica.
La FMF, presidida por Yon de Luisa, ya habría sido informada sobre la resolución emitida por la Comisión Disciplinaria de la FIFA, por la que deberá cumplir en su duelo ante los jamaiquinos uno de los dos juegos de veto que fueron parte de la medida impuesta como consecuencia del grito homofóbico que se repitió constantemente en el Preolímpico disputado en Guadalajara, de acuerdo con información de ESPN.
El pasado 2 de julio Grupo REFORMA publicó en su portada que la Federación Mexicana de Futbol había apelado la sanción, en espera de encontrar un acuerdo para medir un posible castigo o para saber qué representativo habría de cumplir con los dos juegos a puerta cerrada.
Si bien se definió el castigo para el primer partido, aunque para el segundo aún el conjunto que pagará la sanción aunque, como Grupo REFORMA adelantó, todo apunta que será algún partido de la Selección Femenina, que tendrá un juego amistoso en septiembre.
O en su defecto que el Tri Mayor juegue sin gente en el Azteca el encuentro de clasificación contra Canadá, del 7 de octubre.
La Selección Mexicana iniciará su camino rumbo a Qatar 2022 con un panorama complicado pues lo hará sin gente en su debut con Jamaica, mientras que visitará a Costa Rica y a Panamá, para las fechas 2 y 3 de la Eliminatoria.