Claudia Guerrero y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el empresario Carlos Slim está interesado en participar en un proyecto de extracción de gas natural en asociación con Pemex.

En su conferencia mañanera, dijo que el ingeniero acudió ayer a Palacio Nacional para tratar el asunto, pues no quiere que el campo quede abandonado.

«Está queriendo participar en una empresa mixta con Pemex para la extracción de gas, es un campo de gas que dejaron tirado en el pasado Gobierno, se invirtieron como mil 500, 2 mil millones de dólares y estamos buscando que todas esas instalaciones se aprovechen, que no se quede ahí y se está buscando una sociedad.

En marzo pasado, REFORMA publicó que el equipo del empresario y Petróleos Mexicanos (Pemex) discutían el desarrollo de lo que sería el primer campo de gas natural en aguas profundas del País, en Lakach.

Esta mañana, el Mandatario parecía referirse a ese caso, pues incluso dijo que la compañía estadounidense que estaba encargada no pudo cumplir con la obra porque se enfocó en construir una gasificadora en Altamira, Tamaulipas.

«Ya teníamos un estudio y un acuerdo con una empresa estadounidense, pero esa empresa se dedicó más a la construcción de una gasificadora en Altamira, que ya terminó, una planta de licuefacción en Altamira, muy grande, para gas, entonces ya no podía el otro compromiso y parece que una empresa de Slim va a participar, ya lo están viendo», adelantó.

El campo Lakach ha sido aclamado como una posible puerta de entrada a una nueva frontera de gas mexicano en aguas profundas.

El Mandatario dijo que se reúne periódicamente con Slim porque Grupo Carso también obtuvo contratos para la construcción del Tramo 2 del Tren Maya, además de la sociedad con Talos para la explotación del campo Zama.

«Tenemos reuniones periódicas y ahora él quería hablar conmigo, tenemos asuntos que tratar, nos están apoyando, ya terminaron un tramo, su empresa, en el Tren Maya, el Tramo 2.

«Está trabajando en perforación en Pemex, acaba de tener participación en una de las empresas que tiene un bloque de petróleo, de yacimiento petrolero en el litoral de Tabasco», dijo.

Zama, con una extensión de 26.6 kilómetros cuadrados, es considerado un megayacimiento con el que se puede apuntalar la producción de hidrocarburos en el País; se trata de un área unificada entre Pemex y un consorcio privado liderado por Talos Energy, en un contrato con vigencia de 30 años.

Talos y el conglomerado de Slim comparten aproximadamente 17 por ciento de las acciones de Zama, mientras que Harbour posee 12.4 por ciento y la alemana Wintershall Dea casi 20 por ciento.