Depresión y descontrol de enfermedades crónico-degenerativas fueron algunas repercusiones que trajo el encierro y el aislamiento durante la pandemia en los adultos mayores, destacó el presidente de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes, Fernando Javier Rendón Contreras.
El especialista comentó que, en cuestión de salud mental en estos momentos de confinamiento en que se lleva más de año y medio en casa, la asociación que encabeza ha hecho esfuerzos por crear un poco de lazos familiares y virtuales, con el fin de que el adulto mayor haga un poco de actividad física, lo cual es muy importante para tener una buena salud mental.
Resaltó que, si bien con la vacunación anti-COVID estas situaciones se han ido reduciendo, el adulto mayor se vio severamente afectado. “La verdad es que lo vivimos y todavía lo seguimos viviendo donde el adulto mayor vivió momentos difíciles, mucho paciente deprimido y aislado, que es lo que menos buscamos que nuestros adultos mayores tengan en estos momentos. Ahora, estamos ya fomentando y ya empiezan a abrirse muchos Centros de Día y el adulto mayor se empieza a recuperar”.
Resaltó que este encierro generó en las personas de la tercera edad múltiples problemas de la salud mental, tales como depresión y descontrol en enfermedades crónico-degenerativas no transmisibles, como la diabetes mellitus e hipertensión arterial no controlada, así como obesidad, porque no tenían ninguna actividad física, a pesar de que en Aguascalientes se tienen bastantes centros privados y públicos donde el adulto mayor acudía, la pandemia hizo que los abuelos se aislaran y, más que nada, también con la familia. “Éste es un tema importantísimo que ha trabajado también el Gobierno del Estado y, como asociación, también nosotros apoyamos”.
Destacó que la depresión es un factor predisponente y precipitante a que también evolucione más rápido la demencia o el deterioro cognitivo, en el 35 al 38% de la población adulta mayor en Aguascalientes, donde lo más común es el alzheimer, y es por medio de la consulta privada donde los geriatras se dan cuenta de ello.