El Instituto Municipal de la Mujer Aguascalentense acumula más de 2 mil 500 servicios para contrarrestar la violencia generada en estos tiempos de contingencia sanitaria, estas cifras representan un crecimiento respecto a igual periodo del año anterior, y se trabaja día a día en la contención telefónica y de manera presencial limitada.

Zayra Rosales Tirado, directora del IMMA, señaló que en este tiempo se han atendido a 1,067 usuarias a causa de la violencia que puede ser, psicológica, emocional, física, patrimonial, entre otras.

Indicó que en las tres unidades de atención se reciben sólo cuatro víctimas de violencia de manera presencial, de acuerdo a las recomendaciones sanitarias para proteger la vida de los servidores públicos y de los ciudadanos.

En este momento, dijo que todo el personal del IMMA ha regresado a trabajar en su horario normal, respetando la sana distancia, porque es necesario apoyar a todas esas mujeres que requieren ser asistidas para superar las situaciones de agresión que enfrentan.

Este año se ha registrado sensiblemente la ocurrencia de casos de agresión emocional y psicológica, las mujeres han llegado con crisis nerviosas por el tema del confinamiento en sus casas, por la cuestión del empleo, la situación económica y eso suele ocasionar más violencia psicológica.

Del 17 de marzo al 14 de julio pasado, el Instituto Municipal de la Mujer ha ofrecido para la protección a la mujer víctima de violencia:

  • 569 servicios psicológicos,
  • 852 servicios jurídicos,
  • 570 de trabajo social,
  • 32 de tipo médico y
  • 517 de tipo policías
  • 24 órdenes de protección policial por riesgo de violencia.

De las mujeres atendidas:

  • 70% oscilan entre los 20 y los 35 años de edad
  • 30% van de 35 a 55 años de edad,
  • Personas de mayor edad ya no denuncian porque lamentablemente han normalizado el clima de violencia en su vida.