Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El nuevo confinamiento en China otra vez afecta la entrega de insumos que se importan de ese País a México y que son utilizados por la manufactura mexicana.
La decisión del país asiático ha causado afectaciones en los flujos comerciales y la logística que tienen las empresas de manufactura instaladas en México, sobre todo en industrias como la automotriz, de autopartes, eléctrica electrónica, médica, equipo y maquinaria pesada, metal mecánica y materiales plásticos.
«Cuando esperábamos que esto se normalizara viene este brote de esta variante de Ómicron que ha provocado el cierre de China en punto neurálgicos como Shanghái y otros puertos clave; sin duda eso nos está afectando y nos está pegando en la logística y en las cadenas de suministro», expuso Israel Morales, director del Comité de Acuerdos y Tratados Comerciales de Index nacional, que agrupa a las empresas de manufactura.
El impacto en la manufactura ocurre porque se importan piezas que se requieren de Asia para luego suministrar bienes terminados, subensambles o partes para otra cadena productiva.
Los tiempos de entrega de la industria de manufactura se alargaron y dependiendo del producto que entregue y la distancia se han visto las afectaciones; si antes tardaban 30 días, ahora pueden ir a 45 días.
Antes, dijo, 98 por ciento de los negocios de manufactura hacían sus entregas a tiempo, pero ahora sólo lo ha podido lograr 68 por ciento.
«Hemos visto una desaceleración en la productividad, en el crecimiento; si bien es cierto que nuestra industria es de las pocas que sigue creciendo en el País, esto (confinamiento en China) sí ha provocado un estancamiento del crecimiento, aunque la demanda es alta, pero faltan insumos, pues tenemos muchos retos para cumplir la demanda», manifestó Morales.
Para este año, la manufactura espera que mejoren ciertas condiciones, como el cese a la guerra en Ucrania y Rusia porque eso eleva el costo de combustibles y el logístico, así como una baja en los contagios por Covid.
Eso sin contar que el precio por traslado de contenedores sigue muy alto, respecto al pre Covid.
En mayo el traslado de un contenedor de 40 pies desde Shanghái al puerto de Manzanillo o de Lázaro Cárdenas registró costaba 6 mil 800 dólares y el de 20 pies 6 mil 100 dólares, según información de TL Pacífico.
Sin embargo, antes de la pandemia en promedio valían entre mil 500 y mil 800 dólares, según dicha empresa.
El precio a la baja responde a los cierres de las fábricas en China, ya que ante la falta de actividad, los barcos salieron vacíos, comentó Jaime Vélez, director ejecutivo de TL Pacífico.

¡Participa con tu opinión!