Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En la pelea por convertirse en presidente de la Cámara de Diputados, Gerardo Fernández Noroña, aseguró que al arrancar la 64 Legislatura en 2018, el Partido del Trabajo (PT) cedió legisladores a Morena para que consiguiera la mayoría absoluta.
“El PT le pasó diputados a Morena para que Mario Delgado (coordinador de Morena) tuviera la Junta de Coordinación Política tres años; el PT se fue a la cuarta fuerza y quedó fuera de las vicepresidencias.
“Hoy, que tenemos que discutir este tema, Delgado dice que es un asunto del PT y le dice a sus diputados que nadie se pase al PT y cuando les dice eso, les está diciendo que el PRI va a presidir la Cámara de Diputados”, planteó el petista.
Fernández Noroña demandó a Delgado asumir la responsabilidad en este proceso y evitar una crisis política la próxima semana, cuando se instale el periodo ordinario de sesiones.
“Somos mayoría y en el ánimo de mayoría no está entregar una posición tan relevante, en año crucial, donde necesitamos repetir en la Mesa Directiva.
“Es una decisión política y la debemos tomar entre todos, Morena, PT, PES y PVEM; no veo ni una rendija de condición para que eso se haga realidad, que el PRI presida”, expuso.
Destacó que es impensable que cuando viene la discusión del Presupuesto de Egresos del 2021 se ceda la Mesa Directiva al tricolor, donde la diputada Dulce María Sauri se perfila como la propuesta al cargo.
Aunque dijo que no era momento de atacar a compañeros del mismo movimiento, acusó a Delgado de ser un hombre de inconsistencias y advirtió que busca la dirigencia de Morena en medio de diferencias de grupos.
“Morena tiene una incapacidad muy grande para resolver sus diferencias internas de manera democráticas, de forma incorrecta se descalifican uno a otros”, opinó Fernández Noroña.