Aunque la Consulta Popular promovida por el presidente López Obrador, pudiera derivar en algunos errores que se han observado, principalmente en cuanto a la redacción de la pregunta directa, la realidad es que “todos sabemos para dónde va esa pregunta y cuál es la iniciativa presidencial”, expresó el diputado morenista, Cuitláhuac Cardona Campos.
Con el inicio de la promoción de la consulta, dijo tener confianza en que la ciudadanía participará, sobre todo porque es un ejercicio que eso es lo que busca, lograr que la gente tome decisiones y que los gobiernos las consideren, aunque reconoció, que el planteamiento de la pregunta sí genera confusión, “es una pregunta muy embarazosa”.
Insistió que la pregunta que se planteará en la boleta de participación, no sólo es larga, sino también poco clara, pues hubiera sido más sencillo solo dejarla en el sentido de “si realmente se quiere el juicio a ex presidentes y en su caso, contestar sólo con el sí o no”, pero con tanta explicación se generan mayores dudas.
No obstante, comentó que a pesar de las críticas vertidas hacia esta consulta que abarcará a todo el país, una realidad es que la ciudadanía ha tomado conciencia del sentido que se tiene con ésta y la relevancia de su participación, no sólo en procesos electorales, sino también en la toma de decisiones.
Por ello es que, previo a opinar si se quiere o no sancionar a políticos del pasado, sería también conveniente invitar a la ciudadanía para que revise el legado de los últimos cinco ex mandatarios del país, que en general dejaron insatisfacciones entre los mexicanos, por eso, insistió, “sabemos para dónde va indicada la pregunta del presidente”.
Cabe mencionar que la pregunta original que propuso el Congreso de la Unión, fue: “¿Está de acuerdo o no, con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso, sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Niego, antes, durante y después de sus respectivas gestiones?”.
Pero ya reformulada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la pregunta que será planteada en la boleta diseñada por el INE, tiene la siguiente redacción: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”, misma que según personajes involucrados en temas políticos, queda abierta para castigar inclusive a servidores públicos del pasado.