Alberto Bortoni Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Mercedes-Benz trabaja, como muchos otros fabricantes, en la conducción autónoma. A mediados de este año, la marca alemana mostró un modelo conceptual llamado Future Bus, camión de pasajeros con conducción semiautónoma.
El autobús está diseñado para operar en sistemas BRT, es decir, en sistemas en donde el camión circula en un carril propio y en una ruta perfectamente definida. Estas condiciones hacen la operación de un autobús inteligente considerablemente más sencillas a las de un coche autónomo, que tiene que tomar en cuenta un sin número de factores adicionales para su conducción, así como cambios de ruta arbitrarios por parte de los pasajeros o necesarios como consecuencia de los conductores alrededor.
El Future Bus opera con 4 sensores de radar de corto alcance, complementados con dos cámaras para visión estereoscópica con un alcance de 50 metros además de cámaras laterales y traseras. En total son cerca de 12 cámaras las que monitorean la periferia del vehículo.
El sistema del Future Bus, llamado City Bus, permite la conducción a través de prácticamente todos los ambientes en donde operan los automóviles. Esto incluye túneles, en donde los vehículos autónomos enfrentan un reto más grande pues pierden contacto con el sistema de satélites de GPS.
En la visión de Mercedes, el Future Bus podrá no sólo observar y seguir las indicaciones de señales de tráfico, sino comunicarse con la infraestructura a su alrededor, incluyendo semáforos. Esto traería beneficios en ahorro de combustible y comodidad, pues al conocer el tiempo para la luz verde en algunos casos desde 200 metros antes podrá ajustar su velocidad para evitar detenerse y volver a acelerar en la intersección.
Podrá conducirse con una alta precisión, permitiendo acercarse a andenes para carga y descarga de pasajeros y evidentemente tendrá las medidas de seguridad para detección de obstáculos y en especial de peatones.
Los sistemas de transporte público están evolucionando y este tipo de vehículos, que operan con inversiones de infraestructura relativamente económicas prometen una solución parcial al tema de movilidad urbana. Todavía hay mucho por hacer, pero el Future Bus, que se basa en un Citaro, pareciera ir por el camino correcto.

¡Participa con tu opinión!