Iris Mabel Velazquez Oronzor 
Agencia Reforma

CDMX.- Organizaciones civiles reprobaron el mensaje que el Cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez lanzó en contra del paro nacional convocado para el 9 de marzo para que mujeres no asistan a trabajar, a la escuela, ni realizar compras.

Guadalupe Reyes de “Católicas por el Derecho a Decidir” pidió que la Iglesia respete la decisión de las mujeres.

“Es indignante. De los hombres, el 88 por ciento los matan otros hombres por diversas razones. Casi el 99 por ciento de las mujeres son asesinadas por hombres, más del 50 por ciento de estos asesinatos son por discriminación, por el hecho de ser mujeres”, expuso.

“El 100 por ciento de las niñas asesinadas son violadas por gente cercana, padres, padrastros, abuelos, tíos, el líder comunitario. Hay que decir la verdad: las mujeres estamos luchando por nuestro derecho a ser reconocidas como sujetos de derechos, con autonomía para decidir sobre nuestras vidas y sobre nuestros cuerpos, que es lo único que nos pertenece.

“Precisamente, las religiones son las que deben parar el día 9, tienen que parar para que hagan un acto de conciencia como religiones. Son unas de las instituciones que refuerzan el patriarcado, la sumisión. Nos quieren regresar al cautiverio, nos culpabilizan, nos dicen que nos violan por indecentes, protegen a los agresores y a los pedófilos”, agregó.

Reyes, quien se resaltó como católica invitó a las correligionarias a hacer una reflexión y sumarse al paro del próximo lunes. Y a los hombres pidió dar la importancia debida a la mujer en la sociedad.

“Nosotras queremos una ciudad, queremos un país para hombres y mujeres. No promovemos el odio, todo lo contrario, queremos unirnos. No permitamos que un maestro acose a las mujeres, tiene que estar fuera, no podemos en verdad y cero tolerancia, pero va para todas las instituciones no solamente para la procuración de justicia.

“Seguimos en una cultura machista, patriarcal y aunado a una cultura de impunidad y corrupción, más bien nos indigna, nos indigna porque habla un hombre, hablan hombres para decir no al paro, más bien, ellos deberían de reflexionar. Los hombres tienen que seguir trabajando porque el paro es un día sin nosotras, para que reconozcan del valor e importancia que tiene este país, en la economía de un país, no solamente en sus hogares, sino en toda la estructura. Se cae este país porque lo sostienen también las mujeres que matan”, opinó.