David Torres Peña 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- A 13 años de su captura, un grupo de presuntos Zetas que habían sido detenidos por el Ejército, en el 2007, en Apodaca, fueron condenados a 171 años de prisión por los delitos de secuestro, delincuencia organizada y acopio de armas.

Mediante un comunicado, la Fiscalía General de la República informó de la resolución de un juez federal en contra de Luis, José, Mario, Víctor, Juan, y Yadira tras considerar las pruebas aportadas por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

En el texto se establece que los 5 hombres recibieron 171 años de cárcel por los delitos de delincuencia organizada con la finalidad de secuestro, privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro y acopio y posesión de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas durante una audiencia celebrada el pasado 30 de octubre.

Además, a los hombres se les añadió el delito de posesión de cartuchos para dichas armas.

Yadira, dice el boletín, fue condenada a 169 años sólo por los primeros tres delitos.

El grupo sentenciado formaba parte de una célula delictiva que fue capturada en el 26 de septiembre del 2007, en la Colonia Rinconada Colonial tras un operativo militar.

En esa ocasión, los elementos de la Sedena rescataron a 10 personas que supuestamente secuestradas.

De acuerdo con archivos periodísticos, los sicarios se enfrentaron a balazos y con granadas con militares en una finca, donde murió el presunto líder de la banda, identificado como Diego Yahir Alonso Marín, de 37 años, originario de Atlixco, Puebla.

El ahora occiso era conocido como “La China” y trascendió que radicaba en Reynosa.

En el operativo fueron detenidos Yadira Aquino, Luis García, Francisco Flores, Mario René Martínez, Miguel Ángel Ubieta, Juan José Pérez, Roberto Carlos Antillana, José Luis Rodríguez y Víctor Casanova.