A partir de esta semana, las plantas armadoras de automóviles establecidas en Aguascalientes han normalizado sus operaciones luego de tres semanas de paros técnicos de carácter parcial o total, informó el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Autopartes, Rogelio Padilla León.

Sin embargo, aclaró que, de la plantilla de 16 mil trabajadores que fue sometida a labores intermitentes, todavía faltan por volver menos de 2 mil empleados debido a que las armadoras de otros estados como son las marcas de Mazda, Honda, General Motors y Chrysler todavía no laboran de modo normal.

De las 90 empresas que integra la industria automotriz y de autopartes en Aguascalientes, que emplean a 53 mil trabajadores de modo directo y a 35 mil de manera indirecta, sólo el 10 por ciento de ellas desarrolla líneas de producción de autopartes que trabaja y provee componentes a las otras marcas armadoras.

Indicó que la problemática en esta industria responde a la irregularidad en el suministro de componentes electrónicos manufacturados en Asia, así como por el desabasto que hubo en gas natural. Este segundo aspecto ha sido regularizado, pero todavía no se sabe cuándo acabarán los paros intermitentes del suministro.

El también secretario general sustituto de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes indicó que el 10 por ciento de las empresas de autopartes que le proveen a otras plantas armadoras tiene un trabajo irregular; es decir, van cambiando de líneas de producción de acuerdo a la suficiencia de los componentes.

De los 88 mil trabajadores de esta industria, alrededor de 2 mil empleados se mantienen todavía en paros técnicos intermitentes, si bien 14 mil se han incorporado a sus actividades normales, detalló Rogelio Padilla León.

Todavía no se sabe cuándo terminará el problema en el suministro de componentes electrónicos a la industria de autopartes y, en consecuencia con ello, todas las armadoras de vehículos establecidas en México normalicen sus operaciones, pero se espera que se regularice en el próximo mes de mayo, por lo que habrá que convivir todavía con esa insuficiencia de insumos en los siguientes meses, concluyó.