CDMX.- La bala que mató al actor Octavio Ocaña fue disparada por él mismo desde el interior del vehículo donde era perseguido por policías del municipio de Cuautitlán Izcalli la tarde de viernes, concluyeron peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.
«A consecuencia del impacto de la camioneta, accidentalmente Octavio N disparó a sí mismo el arma de fuego que tenía en la mano derecha, la bala le impactó en la cabeza y por esta lesión perdió la vida», publicó la FGJ.
El intérprete de Benito en el programa Vecinos, quien murió de camino hacia el hospital, iba en estado de ebriedad de acuerdo con el dictamen de toxicología, que detectó también consumo de cannabis.
Según el testimonio de uno de los dos acompañantes de Ocaña en el vehículo, cuando circulaban por Cuautitlán Izcalli, policías municipales les marcaron el alto.
El actor aceleró la marcha de la camioneta para evitar ser detenido, lo que provocó una persecución que se extendió hasta la Autopista Chamapa-Lechería.
Durante la huida, refirió el sujeto, Ocaña sacó de la guantera un arma, la cual empuñó en la mano de derecha, mientras conducía con la izquierda.
Los análisis revelaron que la bala letal corresponde al arma calibre .380 que llevaba en sus manos y que tenía dos cartuchos útiles.
El dictamen de mecánica de hechos señala que durante la huída Ocaña habría perdido el control del volante, salió de la cinta asfáltica, se impactó en la parte de adelante y posiblemente el arma se habría accionado por la dinámica del choque. (Viridiana Martínez y Dzohara Limón/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!