Al señalar que cuando menos el diez por ciento de las dos mil quinientos vehículos de alquiler afiliados a las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes (AUGTEA), se han visto involucrados en accidentes viales en lo que va del año, su presidente, Óscar Romo Delgado, llamó a las autoridades competentes para implementar una capacitación en educación vial a más de cinco mil choferes.
Hoy en día, entre el 30 y 40% de los operadores de unidades de alquiler que laboran en 23 agrupaciones congregadas en la AUGTEA, son personas que no han comprendido que es su responsabilidad cuidar a los pasajeros de sus unidades, evitar daños materiales y proteger la vida de terceras personas.
Mencionó que el 50% de los accidentes son provocados por los taxistas y el porcentaje restante por los particulares, lo cual habla de que ambos lados están obligados a asumir la responsabilidad y la precaución a la hora de conducir, sin exceso de velocidad.
“Aunque todas las unidades de taxis se encuentran protegidas de modo completo con un seguro comercial en caso de la ocurrencia de accidentes e incluso de la pérdida de vidas humanas, lo más urgente es prevenir los percances en la vía pública, y si se logra desde el gremio taxista, será una de las grandes aportaciones en este estado”.
Adicionalmente, dijo que la autoridad estatal debe encargarse también de que todos los conductores tomen conciencia y se hagan responsables de su manera de conducirse por las calles o las carreteras.
En entrevista con El Heraldo, Romo Delgado indicó que el reto social es prevenir la ocurrencia de accidentes, pues implica la pérdida de vidas humanas, así como daños materiales que impactan en las finanzas de los particulares, empresas y cualquier asociación.
“En la actualidad, por cada unidad se cuenta con la disponibilidad de dos choferes para trabajar a lo largo de la jornada diaria. La incidencia de accidentes es variable, pero cuando menos el 10% de las unidades han sufrido algún percance automovilístico, leve o grave”, puntualizó.