Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La mitad de los asesinatos de mujeres en México se concentra únicamente en cinco entidades federativas.
De acuerdo con cifras oficiales, son los estados de Guanajuato, que ocupa el primer lugar nacional, Estado de México, Chihuahua, Baja California y Jalisco.
En 2020 hubo 3 mil 752 asesinatos de mujeres, de los cuales mil 679, es decir, el 44.7 por ciento del total, se registraron en dichas entidades.
Estas cifras contemplan a las víctimas de homicidios dolosos y de feminicidios, reportadas por el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).
María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), consideró que en estas entidades confluyen una serie de factores como altos niveles de violencia, operación de grupos criminales, impunidad e ineficacia institucional.
“Tenemos una cadena de impunidad, deficiencia en las Fiscalías, hay corrupción, hay inacción, hay una negligencia tremenda. Es un contexto complejo en el que las mujeres se vuelven muy vulnerables”, advirtió la activista.
“No quieren aceptar que tienen problemas graves y que hay que atacarlos así, de frente, y no invisibilizando el problema”.
Guanajuato es la entidad más peligrosa para las mujeres, ya que reportó 413 víctimas de homicidio doloso y 20 de feminicidio, para un total de 368 mujeres asesinadas el año pasado.
Con 404 víctimas en el mismo periodo, el Estado de México ocupó el segundo lugar, seguido de Chihuahua y Baja California, con 288 cada una; y Jalisco, con 266.
En los siguientes lugares figuran Michoacán, con 252 víctimas; Veracruz, con 192; Ciudad de México, con 164; Guerrero, con 154; y Puebla, con 135 víctimas.
“Hay una serie de elementos que hacen a México una bomba de tiempo”, sentenció Estrada.