Ayer, la Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas del IMSS en la entidad emitió un comunicado en el que se informa que, con motivo de la “tercera ola” y el semáforo epidemiológico, el Hospital General de Zona 1 seguirá concentrando a los pacientes con patología COVID-19. Por lo anterior, se determinó redistribuir a otras UMF los servicios de urgencias para atender patologías de otra índole, excepto en las áreas de Pediatría y Ginecología. El IMSS advirtió también que podrían suspenderse algunos servicios “según el contexto y la presión de necesidades de espacios físicos y recurso humano”.