Previo al encuentro del próximo sábado ante Querétaro, la defensora de Centellas Sahiry Cruz compareció ante los medios de comunicación para dar su punto de vista sobre el empate del miércoles ante Puebla y el presente que vive el equipo. “Al principio no tuve los minutos esperados. Ahora lo estoy tomando como una revancha. Estuve cuatro años fuera de casa, el estar con tus papás cuando tienes un mal partido son los primeros que están para apoyarte, toda la familia está al pendiente” arrancó comentando sobre su regreso a Necaxa después de cuatro años y el jugar en Aguascalientes.
“Son desatenciones que nos está costando puntos. Hemos dejado ir seis puntos en casa, tenemos que trabajar demasiado en concentración. Físicamente nunca dejamos de pelearle al rival, creo que es más en tema de concentración” aseguró Cruz sobre la causa de que Necaxa no pueda sacar los resultados a pesar de tener ventaja en los últimos minutos de los encuentros.
Sobre su próximo rival, Querétaro comentó. “Va a ser un partido muy ríspido, tenemos que salir mejor que Querétaro, competirle al máximo y buscar esos tres puntos”. Sobre las cosas que se manejan en redes sociales sobre la relación de jugadoras con el técnico Gerardo Castillo, Sahiry aseguró que dentro de Centellas el grupo es muy sano. “La verdad estamos muy bien. No nos importa lo extra cancha, nosotras como equipo estamos unidas con el profe Gerardo, él da la cara por nosotras. Lo que sí puedo decir es que es la familia que he deseado siempre, futbolísticamente hablando, en anteriores equipos eran cosas más complicadas”.
Para finalizar la defensora de Centellas invitó a los aficionados a mantener el apoyo que le han dado a Centellas este torneo. “Les agradecemos a todas las personas que están en los partidos o en redes sociales. Esperamos que se sumen más personas y se den una vuelta, vamos a seguir peleando con todo” finalizó.