En una semana corta por iniciar la semana siete en jueves por la noche, los Cleveland Browns tuvieron que jugar anoche sin varios de sus mejores jugadores a la ofensiva, incluidos el mariscal de campo Baker Mayfield, por lesión en el hombro, y sus corredores Nick Chubb y Kareem Hunt, además de algunos jugadores de la línea ofensiva.
A pesar de todas estas bajas, los Browns arrancaron de forma impecable el partido, consiguiendo puntos en sus dos primeras series ofensivas. La primera, avanzando todo el campo en menos de tres minutos, que terminó en touchdown de D´Ernest Johnson, quien fue el corredor titular e hizo su primer inicio en la NFL. La segunda, sólo fue un gol de campo, pero que fue suficiente para despegarse a diez puntos de Denver. Los Broncos estuvieron inoperantes a la ofensiva toda la primera mitad, su único buen ataque se fue sin puntos gracias a que Terry Bridgewater fue interceptado en las diagonales.
Para el tercer cuarto, Denver, por fin, puso puntos en la pizarra con un ataque de más de siete minutos que Melvin Gordon convirtió en siete puntos con un pase pantalla. Cleveland respondió rápidamente en su siguiente ataque con una serie de casi ocho minutos, con mucho ataque por tierra que concluyó con pase de anotación de Case Keenum. Denver volvió a responder, poniendo siete en la pizarra con otro pase pantalla, ahora con Javonte Williams, acercándose a tres puntos faltando cinco minutos por jugar.
No obstante, Cleveland movió el ovoide por tierra hasta terminarse el reloj, finiquitando la victoria 17-14 que los deja con marca de 4-3, salvando un juego que parecía complicado por las lesiones que enfrentaban. La estrella del partido fue D´Ernest Johnson, con 146 yardas terrestres y una anotación.