No solamente productores de leche tienen que hacerle frente a la competencia desleal por la venta de productos adicionados con lactosueros o de leche en polvo, pues la venta de productos cárnicos de soja han ido ganando terreno a lo largo de los últimos meses, al resultar más económicos para las familias ante una inflación estacionaria elevada en lo que va del año.
Productores de carne afiliados a la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, expresaron que ante el encarecimiento que se ha dado en los productos de res y pollo, los cuales en algunos casos el kilogramo alcanza hasta costos de tres dígitos, ha comenzado a proliferar en el mercado la carne de soja, conocida como soja textuarizada, la cual ha ido complicando más la situación para los ganaderos.
Gustavo Gallegos precisó que el alza en precios en productos cárnicos está justificada tomando en cuenta escenarios como el encarecimiento de insumos como granos y alimentos para el ganado, combustible y electricidad.
Estimó que actualmente productos que no son auténticamente de carne, se han ido colocando en la preferencia de las familias, debido a sus bajos costos, estimando que lo anterior ha implicado una contracción hasta del 15% en la venta de producto cárnico.
El ganadero agregó que es importante que las familias sigan consumiendo carne, la cual en Aguascalientes es de calidad, lo que permitirá reactivar la economía del campo y mantener los empleos generados.
Recordando que a lo largo de los dos últimos años, han desaparecido diversos productores ante la crisis ocasionada por la pandemia y todas las complicaciones enfrentadas hasta el momento.
“Desde luego que los productos vegetales están complicando la colocación de carne auténtica y se entiende tomando en cuenta la economía de las familias. Sin embargo, de no regularse el mercado podríamos enfrentar afectaciones mayores, en donde la gente busque buen precio sacrificando calidad en su alimentación”, concluyó.