Adrián Basilio
Agencia Reforma

CDMX.- La existencia de la vacuna contra el COVID-19 no será determinante para la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los cuáles serán un éxito, aseguró la miembro del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI), Nicole Hoevertsz.
Los Juegos se harían incluso sin público, aunque el COI está trabajando de la mano con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su propio equipo médico para procurar todas las medidas que salvaguarden la salud de todos los integrantes de la Familia Olímpica y que esto no ocurra, añadió en entrevista.
“En este momento no tenemos claridad si tendremos espectadores al 100 por ciento. El COI está preparando diferentes escenarios, opciones, diversas posibilidades y mientras nos vayamos acercando a la fecha (de los Juegos) tendremos más claridad. El presidente (Thomas) Bach lo ha dicho, estamos preparando Juegos que son para el mundo post coronavirus”, expuso la también presidenta del Grupo de Espectadores de la Comisión de Coordinación para Tokio 2020.
¿No se perdería la esencia de unos Juegos sin público?
El punto principal es salvaguardar y proteger la salud del atleta, de los participantes, entrenadores, oficiales y los espectadores, y sería una lástima enormemente grande si se tuvieran que hacer los Juegos sin público, (pero) es una opción que debemos considerar. Para nosotros lo principal es celebrar los Juegos y en eso nos estamos enfocando. Si se hacen con público, fabuloso, si no se puede, tendríamos que analizar con cuánto menos se podría hacer.
¿Habrá Juegos con o sin vacuna?
Por lo que estamos viendo, pensamos que antes de finalizar el año unas 8 o 9 (vacunas) estarán lo suficientemente avanzadas para hacer la producción en masa. El hecho de ser vacunado o no, no es un factor determinante para la celebración de los Juegos. Si hay vacuna, mucho mejor por protección, pero con o sin vacuna los Juegos se pueden celebrar.
Ojalá podamos usar los Juegos Olímpicos como un evento que pueda motivar a la gente para vacunarse porque aun hay resistencia y poca claridad sobre vacunarse o no, y decir: “mira, los deportistas olímpicos también se vacunan”.
Los deportistas también podrían tener reacción a la vacuna.
Eso lo sabemos. Por lo general el efecto no es más serio de uno o dos días de malestar y eso es lo que anticipamos, (pero) el efecto secundario de esta vacuna no se sabe al 100 por ciento. Tenemos mucho contacto con nuestros consejeros a nivel mundial y el staff médico del COI que es muy profesional y analiza la información que recibe, y tomar decisiones en el mejor interés de los deportistas.