El director general adjunto de Veolia Aguascalientes, Mauricio Romero Lara, señaló que el compromiso de la compañía va más allá de atender una necesidad ante una crisis sanitaria y se han reforzado las capacidades para mantener el servicio y contribuir a la mitigación de la propagación del coronavirus.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social coloca a Aguascalientes como el primer estado del país con mayor cobertura de agua potable a nivel nacional con un 99.1%, detrás se ubica Colima con 99% y Tlaxcala con 98.8%.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de los Hogares 2017 de INEGI, el 93.7% cuenta con suministro diario del vital líquido, en contraste con la media nacional de 73% de los hogares con tubería de agua potable que reciben agua todos los días.

De acuerdo a las características geográficas, el estado enfrenta un reto importante en materia de agua, lo cual toma mayor relevancia al ser un elemento clave para prevenir el contagio del COVID-19.

Por ello, el papel que juegan los servicios públicos hidráulicos es primordial y a partir del inicio de la pandemia, Veolia Aguascalientes ha implementado distintas acciones.

Incrementó la cantidad de cloro en el suministro de agua, reforzó el monitoreo de la operación y supervisión de los tanques, pozos y rebombeos, enfatizando la atención a fugas e incidencias en la red hidráulica, hasta habilitar centros de atención remotos, para cuidar del vital líquido.

En materia tecnológica destaca el Hubgrade, una plataforma digital que permite vigilar la red de agua potable y alcantarillado sanitario de la ciudad. Con una inversión de 50 millones, Veolia tendrá una visión completa de su sistema hídrico, que se encuentra a más de 350 metros bajo tierra y podrá optimizar los recursos naturales, con un acuífero que disminuye su nivel por la sobreexplotación a razón de más de 2 metros por año.

Con la modernización de la red, la compañía optimizó el servicio para más de 30 mil familias en 50 colonias de la capital durante 2019. Este año, en colaboración con las autoridades locales y atención al COVID-19, puso a disposición de comunidades vulnerables, 16 pipas para proporcionar el líquido a las personas que lo necesitan.