El sector de la construcción en el estado confía en que el programa de obra pública previsto para el año pueda concretarse con el ejercicio de casi mil cuatrocientos millones de pesos programados para invertir de aquí al próximo 30 de noviembre.
Al respecto, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Francisco Romero David, reconoció que hay preocupación porque los recursos no se han liberado, si bien tampoco hay una cancelación oficial de las partidas.
“El nerviosismo ha crecido ante la transición del Gobierno Federal, pues el fin del sexenio es la fecha fatal para ejercer los recursos, de lo contrario vendrán nuevas disposiciones y se trata de una partida importante para derramar en Aguascalientes”.
En entrevista, dio a conocer que entre todos los proyectos contemplados destaca el del colector Casa Blanca, que se llevará a cabo mediante la inversión de poco más de 140 millones de pesos.
“Esto es apenas un 10% del recurso previsto para la segunda mitad del año, pero se trata de una obra fundamental cuya licitación se llevará a cabo la próxima semana, lo que reactivará la ocupación y el gasto en el sector”.
Adicional a ello, hay al menos cuatro pasos a desnivel proyectados para su ejecución, con inversión promedio de 150 millones de pesos cada uno, y para los que se está en espera de recursos, de tal manera que no hay aún fecha para concursarlos ni mucho menos para su arranque.
Asimismo, apuntó que se mantienen pendientes diversas instalaciones educativas en comunidades y colonias nuevas, además de concluir una etapa complementaria del nuevo Hospital Hidalgo y el Hospital de Pabellón de Arteaga.
En ese contexto, Romero David recordó que cada año hay partidas presupuestales que llegan a las entidades hasta el mes de octubre y se deben ejercer de inmediato; sin embargo, ahora el tiempo apremia pues el sexenio concluye el último día de noviembre y la situación cambiará.