Con la Marcha de las Antorchas inició el Quincenario

Al encabezar la Marcha de las Antorchas y teniendo como fondo la Catedral Basílica de Aguascalientes y ante cientos de fieles, el Obispo Juan Espinoza Jiménez inauguró ayer de manera solemne a las 21:10 horas el Quincenario de la Virgen de la Asunción, en su edición 2022 que lleva por lema “Con María de la Asunción, Juntos a la Misión, en Comunión y Participación”. Como acostumbramos los católicos de la entidad, del 1 al 15 de agosto, las diferentes parroquias encabezarán dos peregrinaciones diarias al recinto catedralicio para rendir pleitesía a la Patrona de la Diócesis de Aguascalientes. Estas tendrán lugar en punto de las 17:00 y 19:00 horas.

El evento inició pasadas de las 6:00 pm con un concierto por parte del ministerio de música, alternado con danzantes que estaban frente a la Catedral; el Obispo permaneció siempre entre el pueblo desde el inicio del evento, quien estuvo atento y dispuesto a recibir a todas las personas que se acercaban a él.

Más tarde, cerca de las 7:30 pm arrancó la Marcha de las Antorchas que estuvo conformada por varios bloques, donde destacó la presencia de 4 grupos de danzantes, así como de varias pastorales, fieles laicos y para rematar el contingente se encontraba la imagen de la Virgen de la Asunción acompañada por el Obispo además de varios sacerdotes de la Diócesis.

Al arribar a la Plaza principal, las campanas se echaron a vuelo, la gente se batió en aplausos y Monseñor Espinoza Jiménez dirigió un cálido mensaje a la comunidad aquicalidense, invitando a no perder la fe en «Nuestra Madre la Virgen de la Asunción» y añadió que durante estos días espera ver la participación activa de la población para visitar a la patrona de la Diócesis.

Enseguida, luego de un minuto de silencio por todos los muertos a causa de la violencia en México, el prelado realizó la declaratoria formal del Quincenario, siendo las 9:10 pm, al tiempo que las campanas de Catedral comenzaron a repicar sin parar, acompañadas de una quema de pólvora.

Al Finalizar la pirotecnia, el Obispo quiso llevar una ofrenda de flores a la Virgen «en nombre de todos los fieles de la Diócesis, a todos aquellos que perdieron a alguien durante la pandemia, así como las personas que pasan por momentos difíciles» quedando grabada en muchos fieles la imagen del Obispo arrodillado frente a la imagen de la Señora de la Asunción en el altar mayor de la Basílica pidiendo por su pueblo.

Así comenzó el Quincenario 2022, luego de 2 años de llevarse a cabo de manera diferente debido a la pandemia, este año regresa con las tradicionales peregrinaciones, eventos culturales y el ánimo de los católicos por vivir las fiestas de la Asunción. (Samuel Z./ El Heraldo Digital)