Cucarachas, tecuejos, chinches de cama y mosquitos comienzan a proliferar actualmente con el inicio de la temporada de calor, alertó el vocero de la Asociación de Controladores de Plagas, Miguel Ángel Patiño, tras advertir que hoy más que nunca ante la contingencia sanitaria por el COVID-19 se hace necesaria una desinfección y desinsectación de los hogares.

Miguel Ángel Patiño indicó ya empezaron a brotar de los drenajes las cucarachas y los tecuejos, que generalmente salen de noche en las viviendas, por lo que ante el aspecto de salud que se debe cuidar por el coronavirus, debiera ser prioritaria también la fumigación, “porque si hay una alta presencia de cucarachas en casa que deambulan entre los alimentos y en las áreas de reparación, se pueden sumar las enfermedades gastrointestinales en la población, y en este momento el sector Salud lo que busca es no tener pacientes de otro tipo y concentrarse más bien en la contingencia sanitaria por el COVID-19”.

A pesar de lo anterior, dijo que la actividad de los fumigadores ha disminuido drásticamente hasta en un 50%, derivado de la preocupación y la psicosis social que existe por el coronavirus, lo cual está impactando para que muchas personas tomen la decisión de dejar de solicitar servicios de control de plagas momentáneamente, pues sólo llaman para pedir cotizaciones, pero se están aguardando.

Recordó que cuando se dio la crisis por la influenza en el año 2009, las empresas fumigadoras se dedicaron a desinfectar muchas casas y para esta ocasión con el COVID-19 aunque no cuentan con desinfectantes de amplio espectro, sí pueden desinfectar lugares donde se los soliciten para hacer la desinfección y la desinsectación. “Estemos atentos a las recomendaciones sanitarias de la autoridad, pero llamamos a la población a no hacer paranoia, sólo hay que ser cuidadosos de seguir los protocolos y buscar empresas serias de fumigación”.