Claudia Guerrero y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió ayer la decisión de someter a las urnas a jueces, magistrados y ministros de la Corte es inamovible.
A pesar de que la reforma al Poder Judicial apenas será sometida a consulta de los sectores involucrados, el Mandatario adelantó que los cambios a la Constitución deberán incluir la elección directa de los juzgadores.
Desde Palacio Nacional, consideró que el diálogo que iniciará en los próximos días podría servir para negociar otros temas, como el número de integrantes de los órganos del Poder Judicial, el tiempo que durarán en sus cargos, cuánto ganarán y qué destino tendrán sus fideicomisos millonarios.
– ¿La elección de los juzgadores es irreductible?, se le preguntó.
– «Sí, para nosotros sí, que se sometan al escrutinio público».
– ¿Y para qué se harán la consulta si finalmente no habrá cambios?
– «Hay otros temas, pero es un asunto que es esencial es la elección de los jueces, que el pueblo los elija».
– ¿Eso si es inamovible?, se le insistió.
– «Si, pero van a definir si se reduce el número, eso puede ponerse a consideración de todos», respondió.
Al abordar el tema, el Jefe del Ejecutivo enlistó los temas irreductibles y los negociables de la reforma.
Adelantó que se deberá incluir la creación del Tribunal de Disciplina Judicial para castigar a jueces corruptos; prohibir la liberación de delincuentes en fin de semana, conocida como ‘sabadazo’, y establecer mecanismos para garantizar la justicia pronta y expedita.