El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado ha acumulado 800 nuevas demandas de juicios de nulidad en menos de un mes desde su inicio de operaciones, informó el magistrado presidente, Jaime Gerardo Beltrán Martínez. El inicio de funciones jurisdiccionales de este Tribunal se dio el 8 de enero, mientras que la Sala Administrativa comenzó actividades de manera intermitente desde mediados de noviembre pasado, debido a la controversia sobre su fecha de extinción legal.
Esta carga de trabajo se suma a los 4,000 expedientes heredados de la extinta Sala Administrativa del Poder Judicial, en un esfuerzo que busca evitar el rezago de expedientes, señaló Beltrán Martínez. Entre las nuevas demandas, se encuentran asuntos variados, incluyendo impugnaciones por el cobro del Impuesto sobre la Adquisición de Bienes Inmuebles, el Impuesto Predial y las infracciones de Tránsito.
Beltrán Martínez indicó que, tras la suspensión de términos en los juicios contra actos de autoridad presentados ante la Sala Administrativa, se espera que en un lapso de dos meses se pueda normalizar la dinámica de resolución de casos para evitar retrasos atribuibles al Tribunal de Justicia Administrativa.
Además, detalló que existen múltiples asuntos relacionados con usuarios del servicio de agua potable y la empresa concesionaria Veolia, estimándose cerca de 600 juicios transferidos de la Sala Administrativa, listos prácticamente para que los nuevos magistrados emitan resoluciones.
Se anticipa que el Tribunal esté operando al 100% en un máximo de dos meses, para garantizar las condiciones de una impartición de justicia pronta y expedita.