De manera paulatina se siguen dando a conocer los protocolos básicos para la reactivación económica y de convivencia que permitan prevenir posibles contagios por COVID-19, debido a ello, ayer fue publicado el documento dirigido a los establecimientos dedicados al culto religioso, independientemente de cuál sea la fe o creencia.

Octavio Jiménez Macías, director de Regulación Sanitaria del ISSEA, puntualizó que es un protocolo general que podrá ser adecuado por cada sacerdote o ministro de culto de cualquier religión, considerando las condiciones del templo o establecimiento a su cargo, el aforo del lugar y la cantidad de personas que puedan ser recibidas, guardando la sana distancia que es uno de los 5 aspectos fundamentales.

Puntualizó que todos los programas y actividades se centran principalmente en 5 aspectos básicos de prevención y que en adelante la ciudadanía en general tendría que adoptar, como es el uso de cubrebocas en lugares públicos o con alta concentración de personas, o bien, por el simple hecho de estar en convivencia con otros, el lavado de manos, el uso de alcohol en gel, la sanitización del lugar en general, el local, el mobiliario y equipo, así como los insumos que se utilicen para brindar el servicio, en este caso el religioso, el estornudo cubriéndose con la parte interna del codo y la sana distancia.

La sana distancia es la misma sugerida para todos los casos, por lo menos de 1.5 metros entre persona y persona.

Además, se establecerán los filtros necesarios para el registro de la temperatura tanto a trabajadores de los templos y feligreses que ingresen al lugar, y deberá contarse con señalética que refiere la prevención y difusión de los síntomas del coronavirus, además de alcohol en gel en un lugar estratégico para el uso previo de los asistentes a las ceremonias.

Para el caso de las personas que reciban la comunión, la sugerencia es que sean ellas quienes tomen la ostia, y previamente se limpien las manos con gel; en el caso de la confesión, dirección espiritual o cualquier otra plática, deberá haber una barrera entre las personas que puede ser careta facial, muro de acrílico y sana distancia.