Vigilará la Asociación Estatal de Padres de Familia que las instituciones educativas hagan un uso adecuado de las cuotas escolares, así lo dio a conocer Miguel Ángel Herrera Cruz.
La AEPF buscará que ninguna escuela condicione el monto de la aportación por concepto de “cuota escolar; cada mesa directiva debe de acordar con los padres de familia cuánto se pagará de cuota”, señaló el presidente de la asociación.
El representante de los tutores, mencionó que las quejas de los padres de menores en edad escolar han disminuido, gracias a la información que se ha difundido en los últimos ciclos escolares respecto a que ellos son los únicos que pueden fijar el precio de las inscripciones de sus hijos y hacer el pago voluntario de las mismas.
En ese tenor, Herrera Cruz detalló que durante el pasado ciclo escolar se realizaron 80 observaciones a instituciones escolares que no estaban ejerciendo de manera adecuada el recurso otorgado por los padres. “De un total de 80 casos, 70 quedaron en buenos términos y 10 de ellos derivaron en denuncia”, estos últimos se encuentran a la espera de ser resueltos por un juez.
La fiscalización de las cuotas escolares es muy importante, y cada mesa directiva debe estar pendiente de que los directores no traten de justificar gastos de las aportaciones con recursos enviados por la Federación o el Estado; “en ocasiones dicen que pintaron el portón y el gasto lo comprueban con tickets; pero también le reportan ese gasto a los encargados del programa “La Escuela es Nuestra, entonces vemos que se duplica la actividad con un recurso federal y no aceptamos esas facturas”, explicó el presidente de la AEPF.
Cuando eso ocurre, los padres de familia piden a los encargados de los planteles regresar el dinero a las arcas de la mesa directiva.