Raquel Soto Orozco, secretaria de Administración del Estado, informó que, hasta el momento, el proceso de compras planificadas ha alcanzado el 80%, lo que indica que muchas dependencias están agotando sus presupuestos, marcando así el final de las adquisiciones para el 2023.
Además, aclaró que, por lo general, las adquisiciones se realizan al comienzo del nuevo año fiscal, aunque frecuentemente no son necesarias de inmediato. Sin embargo, con el tiempo, estas compras se vuelven esenciales para el funcionamiento del gobierno. En este momento, la administración estatal se encuentra en una situación de estabilidad en todas las dependencias.
En lo que respecta a los plazos de pago una vez entregados los servicios o bienes adquiridos, la secretaria de Administración del Estado informó que normalmente se procesan en un plazo de dos semanas, lo que agiliza el flujo de recursos y garantiza la efectividad en las operaciones gubernamentales.
En cuanto a las adquisiciones más comunes realizadas por la Secretaría de Administración, mencionó elementos relacionados con la seguridad pública, como arcos de seguridad y sistemas de cámaras.
Además, la secretaria de Administración enfatizó la inversión en tecnología, licencias y medidas de seguridad de la información, así como en proyectos que beneficiarán directamente a los ciudadanos, como bibliotecas virtuales adquiridas a través del Instituto de Educación de Aguascalientes.
Finalmente, Raquel Soto Orozco subrayó que, a pesar de los desafíos, los procesos de adquisición han avanzado de manera constante y que se mantiene un enfoque claro para que las diferentes dependencias y organismos reciban los materiales o servicios que requieren para cumplir con sus obligaciones.