Tras el nuevo incremento a un 7% de la tasa de referencia del Banco de México, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez llamó a la población usuaria de tarjetas de crédito a extremar precauciones porque se encarecerán todavía más las tasas de interés, y que en diversos productos alcanzan cifras de hasta el 90% anual.
Advirtió que las personas que utilizan estas herramientas de crédito y que optan por pagar los saldos mínimos, terminan pagando cinco veces más el precio del valor original de la mercancía adquirida, un ejemplo de ello sería una lavadora que en su valor al contado es de 9 mil 670 pesos, pero concluyen liquidando alrededor de 47 mil 330 pesos, con la cantidad mínima.
Por ese motivo, sugirió que las personas interesadas en acceder a una tarjeta de crédito deben consultar la página electrónica de la Condusef para comparar las diversas opciones, las tasas de interés, los cobros de comisiones, las cuotas de anualidad, y preferentemente no aceptar los plásticos que les ofrecen en las entradas de los supermercados o de cualquier tienda comercial, las cuales cobran las tasas de interés más elevadas del mercado.
“La gente debe comenzar a invertir tiempo para buscar cuáles son las tarjetas de crédito que más se ajustan a su capacidad económica y a sus necesidades de compra”, subrayó.
En entrevista con El Heraldo, señaló que en Aguascalientes existen alrededor de 300 mil tarjetas de crédito en circulación, donde muchos ciudadanos cuentan con dos o tres plásticos, y se sabe que las emplean como dinero en efectivo, cuando no lo son. Por ese motivo, una gran cantidad paga el saldo mínimo y se generan deudas enormes, que en varias ocasiones se convierten en impagables.
Las tarjetas de crédito resultan ser un instrumento muy positivo si los usuarios saben administrarlas, ya que no pagan nunca intereses, aunque las tasas pactadas sean muy altas, pues pagan al final del mes todos los consumos generados. Desafortunadamente, hoy en día con frecuencia se observa que la gente no tiene ni idea y termina endeudándose significativamente.
“Si una persona sabe usar la tarjeta de crédito puede financiarse hasta 50 días sin pagar intereses, pero hay que pagar los montos totales del mes; el problema surge cuando la gente se limita a pagar los saldos mínimos”, puntualizó.