El noventa por ciento de los productos perecederos naturales que llegan al Centro Comercial Agropecuario para su venta a la sociedad mexicana, no traen ninguna etiqueta que contenga la información de su lugar de procedencia y de sus procesos de cultivo, y hasta ahora no se tienen reportes de afectaciones a la salud humana tras su consumo.
El presidente del Centro Comercial Agropecuario, Gerardo Palomino Macías, se manifestó de acuerdo en la implementación de integrar información a los productos de legumbres, frutas y verduras de Aguascalientes y de todo el país, cuyo trabajo deberá desarrollarse directamente con los productores del campo, ya que el sector comercio es el último eslabón de la cadena al vender los alimentos.
Indicó que la falta de etiqueta nunca ha sido un impedimento para que los clientes compren productos naturales, “ese sistema que se pretende instrumentar es para que la gente sepa si traen o no químicos aplicados desde el lugar de procedencia”.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente del Centro Comercial Agropecuario señaló que mucho de ese trabajo de investigación sobre la calidad de los alimentos perecederos le corresponde a los gobiernos a través de sus secretarías de Agricultura, tanto en el ámbito federal y estatal.
“El compromiso del Centro Comercial Agropecuario es recibir y vender producto que se encuentra al 100% en perfectas condiciones, pero no se sabe si traen o no un buen o mal manejo en el campo”, apuntó Gerardo Palomino Macías.
“Los productores del campo deben trabajar en tramitar sus certificaciones de productos de alta calidad y que son cultivados de manera salubre para el consumo humano. Es importante que se cuide con qué se fumigan los cultivos para acabar o prevenir con plagas, y eso es responsabilidad de la autoridad gubernamental”, insistió finalmente.