Marlen Hernández
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Una desaceleración de la economía estadounidense, que derivaría en una menor demanda externa para México, así como la expectativa de alzas en la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal (Fed), podrían ocasionar una «recesioncita» en México complicaría las elecciones del 2024 para la 4T, consideró Ernesto O’Farril, presidente del Grupo Bursamétrica.
O’Farril refirió que aunque este año se espera un crecimiento de entre 1.5 y 2.0 por ciento para la economía mexicana, el 2023 luce más complicado.
«Creemos que vamos a tener una ‘recesioncita’ a finales del 2023 o principios del 2024, lo cual ¿se pueden imaginar lo que puede suceder en un periodo de campañas de elecciones presidenciales en México con el motor externo apagado, no? Y el motor interno también», señaló el presidente de Bursamétrica.
«Va a ser realmente complicada para para la 4T la campaña presidencial por lo que se ve en el panorama económico», agregó durante la reunión mensual del Colegio de Economistas de Nuevo León.
Por otra parte, O’Farril advirtió que de aprobarse la contrarreforma energética, México perdería el grado de inversión.
«Si se llegara a aprobar la reforma de energía, muchas empresas, tanto extranjeras como mexicanas, tendrían que salir del País para cumplir con los objetivos que tienen de emisiones netas cero para el 2030 y sí puede ser que entonces perdamos el grado de inversión, lo que es uno de los principales riesgos que tenemos en frente».
En el mismo evento, Everardo Elizondo, ex subgobernador del Banco de México, consideró que el Banxico continuará elevando la tasa de interés de referencia debido a la alta inflación en el País y siguiendo la tendencia de otros Bancos Centrales.
En ese sentido, aseguró que los controles de precios que planea el Gobierno federal han demostrado en otras ocasiones no ser efectivos para controlar los incrementos.

¡Participa con tu opinión!