Silvia Olvera
Agencia Reforma

Monterrey, México.-Si obtener un permiso para abrir una gasolinera se ha hecho complejo en este Gobierno federal, con los nuevos requisitos que prepara la Comisión Reguladora de Energía (CRE) será aún mayor, advirtieron consultores especializados.

Los privados deberán ahora cumplir con registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), plan de negocios, estudios de mercado y comprobación de inversiones.

Durante la Expo Gas 2022 que se realizó en Monterrey, Isidro Fernández, director general de la consultora Ifenerghi, expuso que hay en estudio unas disposiciones administrativas de carácter general en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, que probablemente se van a publicar sin ninguna modificación.

«El contenido de estas disposiciones es más regulación sobre la regulación existente y en donde la autoridad, al elaborar estas disposiciones, pretende imponer nuevas obligaciones a los trámites de solicitud de permisos, a los trámites de modificaciones, (a los) de actualizaciones.

«Ahorita es para las actividades de expendio, para la distribución y faltarían, en su caso, por ejemplo, almacenamiento, transporte por otros medios, que incluso considero que se van a publicar también», señaló.

Fernández dijo que por ejemplo, en el caso de las marcas, se tendrán que registrar ante el IMPI.

«Nos piden (también) la ficha técnica de los productos que queremos dar de alta».

Esto se da en un contexto en el que algunos permisos tienen admisión a trámite y otros están en el limbo, tomando en cuenta que en lo que va del año apenas se han liberado 133.

Al respecto, Santiago Arroyo, director de la firma Ursus Energy, refirió que esa cifra está muy por debajo de los 416 otorgados al principio del actual Gobierno federal, pero que cuando arribaron nuevos funcionarios a la CRE, implicó una curva de aprendizaje.

«Y estamos viendo que esa curva viene también acompañada de una regulación hostil, con una serie de criterios por parte del regulador».

Arroyo explicó que los nuevos requisitos vienen en un documento de más de 450 hojas, del cual hay que hacer una revisión exhaustiva para ver cada uno de ellos.

«Es mejor invertir en un equipo interdisciplinario», consideró Arroyo.

Ambos consultores coincidieron que han detectado que algunos de los permisos rechazados por la CRE son por falta de algún requisito, por lo que ahora con las nuevas disposiciones y mayor sobrerregulación deberán ser más exhaustivos en revisar lo que van a entregar.

Fernández precisó que si bien ha habido rechazo y/o permisos detenidos para marcas diferentes a la de Pemex, también quienes manejan la franquicia de la paraestatal deberán cumplir al pie de la letra las nuevas obligaciones.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Cuidado con el plagio! Registra tu marca ante el IMPI